miércoles, 27 de julio de 2011

Impulso

Él caminó. Si, el camina
Él nació, y vive.

Allá va, un gorrión lo sigue
El gorrión se llama amor
Un perro lo sigue, también
El perro se llama dolor
Pero él sigue igual, camina y vive
Se cierran sus párpados, y piensa:

De que sirve? Para qué?
Para que saber escribir?
Solo sirve para mostrar a los demás mis miserias
Y leer? para que leer?
Su utilidad es empeorar mis miserias
Y amar...? Para que sirve amar?
Para que me sirve saber amar si no me amás?

Ya es tarde, y no quiere dormir
Esta tan cansado que sus párpados duelen
Sus ideas se borran como si fueran estrellas fugaces
Cometas de tierra, con raíces de papel

Mira a un costado, y ve una pared.
La pared le devuelve la realidad
Y se da cuenta de que su vida es una pared
Que analogía tan cierta, piensa.

No hay comentarios.: