martes, 20 de septiembre de 2011

morrissey

Sigo con miedo a todo. Aunque ya no me importan muchas cosas, y logré darme cuenta de que no hay que hacer cosas para los demás, sigo sintiendome menos. Todavía quedan huellas latentes de el complejo de inferioridad, y de la baja autoestima.

Sigo sintiendome desmerecedor de lo que tengo, aunque a la vez trato de animarme diciendo que lo merecía. Sin embargo, mi cabeza no ayuda mucho, y es dificil obligarla a que ayude.
Es dificil. Sigo sin sentir que merezco lo que tengo.

Sucede cada tanto, cuando el decaimiento llega, para molestar un rato. Digamos que el hecho de estar alejado a más de mil kilometros de la unica persona capaz de alegrarme con decirme una sola palabra no ayuda mucho. Suena a mucho cuando se ve escrito, no? Mil kilometros. 1000 kilometros. 1000000 de metros. 100000000 de centimetros. 12/13 horas de viaje. Es mucho, longitudinalmente hablando. Duele de mayor dimensión por dentro.

Tambien el hecho de ser una persona muy desarraigada de su lugar de origen no ayuda, tampoco. Siempre fui así. Thom Yorke logró retratar muy bien lo que siento en ''Creep'':

What the hell am i doing here? I don't belong here. I don't belong here.
Nunca sentí pertenecer a mi ciudad. Fue así desde que tengo uso de conciencia.
Pero, volviendo.

Como estar seguro de que lo que siento llega a quien amo de una manera eficiente? No la conozco, y no se si la hay. Hago lo que puedo, con lo que tengo.
En todo caso, lo que puedo hacer es seguir. Si el cosmos conspira de alguna manera, podré estar con ella, y no tener que volver a decirle adiós, mientras la saludo por la ventana del colectivo de doble piso, mientras lloro. Y se que ella llora, aunque no pueda ver bien sus lágrimas.

El tiempo pasará, afortunadamente. Mientras tanto, tocará hacer el esfuerzo para poder verla lo más seguido posible, y hacerla feliz en esos momentos.

Y tambien, esperar que los momentos de tristeza y decaimiento no vuelvan, por lo menos por un largo, largo tiempo.

jueves, 1 de septiembre de 2011

El día en que te mire de verdad.


Escuchame un poco,
Dejá de mentir, dejá de llorar
Dejá de ocultarte, dejá de querer
Matar a todo lo que no sea como vos.


Si probaras tratar de amar al sol que está detrás de las nubes
Todo saldría mejor, todo saldría mejor
No escribo para vos, tranquila.
Ni siquiera escribo para mi.


Y me hablás, y me escribís, y queres que me confunda
Nada más que hacer, todo es para despistar.
Ya lo han dicho todo
Porque te cuesta tanto darte cuenta que vos también sos una más?


Dale que nos ibamos a mirar alguna banda?
Alguna que hable sobre lo que vos me dijiste, alguna que me cuente que me quisiste decir.
Vos escribías en tu cuaderno, vos decías que algun día, algun día llegará
Pero si vos no te abrís solo vas a recibir a quien no querés.
No le eches la culpa a la gente, no le heches la culpa al stress.


Y escupís palabras, y queda todo en el suelo,
Como cartuchos usados, como balas gastadas.


Dejate encontrar.