jueves, 5 de julio de 2012

Esencia de persona.

Se levanta por las mañanas y afronta a una manada de personas que no la quieren solo por ser como es. Se viste con la ropa que quiere, aunque no se quiera tanto. Combina cuando quiere y cuando no, no. Elige por si misma, y aunque los demás presionen sus mejillas o quieran derrumbar sus pies, sigue escribiendo. Escribe la verdad, escribe su verdad. La sociedad decidió intentar dejarla afuera en algunas cosas, solo porque si. Y no le importa. Ella tiene sobre sus creencias la convicción que muchos no tienen, y me enseñó, y sigue enseñando que está bien ser. Simplemente ser, sin importar que dicen los pinguinitos de las oficinas, o los chicos del barrio, o la señora de anteojos de carey que me miró en la calle con rechazo, o papi y mami. Hay muchos pajaritos que vuelan, pero ella vuela mucho más alto. En sus espaldas carga con años de experiencia que se notan en la manera en la que te mira. No es perfecta (alguien lo es, acaso?), y sabe que yo tampoco lo soy, y por eso nos amamos como si no hubiera ayer ni hoy. Yo le escribo canciones y poemas todo el tiempo, y le digo siempre que es hermosa. Y lo es. Siempre hablo de lo hermosa que es, pero hoy quería hablar de lo fuerte y genial y sobresaliente que es como ser humano. Y se perfectamente que nunca voy a dejar de aprender a su lado. Esperemos que me deje acompañarla un largo, largo tiempo.

No hay comentarios.: