domingo, 12 de enero de 2014

- vos -

tus manos
primero, tus manos
se deslizan sobre el papel
el lienzo
tus dedos
dan vida
a trazos
hacés
nacer
haces
vivir
hacés. vos hacés.

y no podés verlo.
increíble.
sos como una
daltónica
de tus propias cualidades.
no podés ver
los colores
de tu sonrisa,
de tus ojos,
de tus logros.

sos sorda de tu risa,
de tus palabras
de tu increíble manera de abrazar mis dichos
de tus chistes justos
de los zafados

sos ciega de tu piel
que se frota con la mía al chocar
nuestros brazos
sin querer

sos indiferente a tu pelo
que camina en mi cuello
(como si fuera una capucha para protegerme del frio)
cuando me abrazás

sos inconsiente de tus ojos
al mirarme
al sonreír con ellos
al despertar mis suspiros
al acallar mis rezos
endulzandome como miel
erizandome la piel

sos ciega
a tus propios encantos
no importa
mientras tanto
te escribo más poemas
que hablen de todo lo que no me sale hablar

1 comentario:

A.R. dijo...

Me encanta lo de daltónica de tus propias cualidades.