viernes, 11 de abril de 2014

- esto lo escribí escuchando el 1er disco de the drums -

que te pasa que estás tan fría? que cagada llegar a la escena del crimen cuando el puñal está ya tan clavado dentro tuyo, porque siento ''ojalá hubiera llegado un rato antes'' pero que puedo hacer? no sabía que existías hasta hace unos minutos, y no había manera de que yo supiera que estabas en peligro, en camino al callejón oscuro, a quedarte dormida por dentro y que tus ojos sean pura tristeza color pastel todo blanco, todo gris, todo aparente indiferencia. porque sos víctima de la misma herida que muchas, en el mismo lugar, pero obvio, con tus propias consecuencias post-accidente. estás herida e intentás, e intentás, apretás F5 en tu cuerpo y en tu cabeza pero el teclado está roto, entonces usás el teclado en pantalla y resulta que hay problemas de compatibilidad en el software y te anda todo como el orto, entonces pensás ''yo puedo hacer esto, le puedo encontrar una manera'' buscás en los foros que hay en tu razonamiento, buscás respuestas y no encontrás más que posteos offtopic en los que hablás sola de cuanto querés amar, de ese beso en la parada del bondi que diste cuando estabas totalmente borracha, pero el no, el estaba muy, demasiado sobrio y eso era una gran diferencia, pero no sabías si para bien o para mal. releés mensajes viejos en tu cabeza, un sms el cual tuviste en la pantalla del celular 10 minutos antes de apretar enviar, un ''me gustás'' que paladeaste en tu boca cual vino añejo por muchos meses antes de expulsarlo, antes de mostrar tu aprecio a la persona apreciada, relees todo lo que hiciste y sentís que no fue suficiente. ojalá caigas un día en mi cama, vos. no quiero ser tu salvador, no quiero que me agradezcas el haberte ayudado, pero quiero que nos abracemos un rato larguísimo mientras afuera en las calles de buenos aires los autos pasan como si hubiera muchos mañanas y pasemos momentos verdaderamente dignos de películas de las que hacen pensar y sentir, de esas que mirás y tocar tu corazón con un guante de seda, que acaricia y te deja una marquita, pelitos resacosos del tacto. quiero que nos vivamos uno al otro y no se si quiero que dure mucho: que dure lo que dure, pero que cada día sea nuevo, que cada chiste sea el más gracioso, que cada palabra sea la más fuerte y que cada beso sea el más suave.

No hay comentarios.: